Thomas Jocher country paintings

ciertos lugares buenos/country-paintings january 15. - february 23. 2009.

Exhibition views

TRINTA
arte contemporánea

Rúa Virxe da Cerca 24, baixo · 15703 Santiago de Compostela · España
Tlf-Fax 981-58 46 23 ·http://www.trinta.net/ E-mail galeria.trinta@corevia.com

THOMAS JOCHER Ciertos Lugares Buenos/Country Paintings

15 ENERO – 25 FEBRERO

La Galería Trinta de Santiago de Compostela inaugurará el jueves, 15 de Enero, a las 20:00 horas, la tercera exposición individual del artista austríaco Thomas Jocher . La muestra permanecerá abierta al público hasta el próximo 25 de Febrero de 2009 en Virxe da Cerca 24.

Thomas Jocher (Saalfelden, Austria, 1961) se forma en la Academia de Bellas Artes de Viena entre 1981 y 1986. A finales de los años ochenta y, con una beca de postgrado, viaja a España donde conoce a Antonio Murado, Michael Haas y Toño Fernández con los que cofunda el grupo y la Galería Zú en Lugo. Tras residir en Madrid varios años, en 1996 se traslada a Chicago para seguir su formación hasta el año 2001. Actualmente vive y trabaja en Berlín.

De formación conceptual, es Thomas Jocher un pintor figurativo que se vale de las imágenes como excusa para reflexionar sobre el proceso de percepción, empleando el lenguaje pictórico a modo de juego en el que se contradicen y entrelazan entornos iconográficos de objetos cotidianos revestidos de sutiles pinceladas de humor que los transforma en algo digno de una mirada distinta. Los motivos que captan la atención del pintor son tratados como si fuesen cosas extrañas o inesperadas, desde una visión teórica, casi metafísica. Series de retratos, frutas, alimentos o animales son recreados para ser observados con otros ojos : se convierten en corpóreos, carnosos, tridimensionales, atractivos a la vez que repulsivos, fuera de escala, desafiantes al espectador al reivindicar su identidad ajena a la idealización de los comunes objetos considerados “pictóricos”.

Con un dominio técnico extraordinario, esta es la primera vez en la que el artista aborda el género del paisaje como motivo en sí mismo. Ahora el espacio es el objeto, siendo los lugares reales pero imposibles. Al igual que en anteriores ocasiones, los lienzos carecen de interés alguno en ser reflejos fidedignos de lo representado; se convierten en recreaciones oníricas de lugares pensados, con una potentísima carga evocadora al tiempo que parecen cuestionar el concepto impuesto de belleza, señalando que el gusto no sabe de cánones sino de intenciones. A la manera de postales para adultos.



back